jueves, 28 de noviembre de 2013

La salud como mercancía

Debo confesar antes de nada que sigo con cierto regularidad el blog de Enrique Dans y me parece que gran parte de lo que dice tiene una aplicación práctica más que interesante no sólo en el ámbito en el que inicialmente se circunscriben sus contenidos.

Por ese mismo motivo, me causó cierto desasosiego leerle criticar, por exceso de ¿proteccionismo?, la decisión de la FDA de solicitar el cese de la comercialización de su kit de diagnóstico genético a la empresa 23andMe.

Si me inquietó el texto original, no se quedaron atrás las respuestas de algunos lectores.

Resulta que esta empresa en la que famosos emprendedores han invertido cuantiosas sumas de dinero, oferta un estudio genético basado en la detección de centenares de SNPs (polimorfismos de nucleótido simple). Con ello dice averiguar cosas como:

- Si padeces celiaquía o en sus palabras "cómo de sensible eres al gluten".
- Qué respuesta presentará tu organismo al famoso Sintrom(r).
- Si eres portador de algún proceso hereditario.
- Transformar los resultados en una pulsera de alerta.

Todo ello por el módico precio de 99$ más gastos de envío.

Estimado Enrique Dans, esto no tiene nada de fascinante ni divertido en manos de muchas personas. Esto es una herramienta de angustia y sufrimiento con escasa utilidad práctica.

No tiene nada que ver hacer el estudio genético de la celiaquía, es decir, valorar a una persona con síntomas en un contexto concreto y solicitar un estudio que se sabe interpretar y valorar y con el que tomar decisiones que repercutan en el bienestar de las personas, que jugar a ser genetista. Porque en medicina las cosas no son siempre como parecen y el mismo estudio genético tiene una utilidad u otra muy distinta según a quien se aplica. Por eso estoy de acuerdo con la FDA, este servicio es un dispositivo de diagnóstico médico y como tal debe ser evaluado para proteger la salud de las personas. Y no, hasta donde yo sé la FDA no tiene intención de que deje de venderse, sino dictamina que para hacerlo debe someterse a la regulación propia de los productos sanitarios. A no ser que a partir de ahora también aceptemos que esto también lo regula el mercado...

¿No debe exigírsele a estas pruebas la misma fiabilidad que a las pruebas clínicas? ¿Se imagina que una mujer recibe equivocadamente un resultado positivo para la afectación de ese famoso gen que llevó a Angelina Jolie a extirparse las mamas?

No hace falta irse a USA para ver estas iniciativas, aquí en nuestro entorno podemos encontrarnos con imágenes como esta mientras andamos por la calle




Contando quizás con que la mejor publicidad les viene de la manos de algunos de nuestros queridos gobernantes.


Hasta donde mis conocimientos llegan y por hablar del campo que mejor conozco, ningún test genético predice mejor el futuro desarrollo de Diabetes tipo 2 que una cinta métrica (valen incluso esas que regala Ikea) cuantificando el perímetro de cintura. En la Diabetes tipo 1 la mayoría de los pacientes presentan unos determinantes genéticos concretos que a su vez están presentes hasta en el 15-20% de la población sin diabetes. ¿Se imaginan solicitando este test y que le devuelvan el resultado de que tiene uno de esos determinantes de diabetes?

Todos poseemos determinantes genéticos de riesgo para varias decenas de enfermedades. Muchas de ellas no se van a desarrollar en toda nuestra vida. Si usted padece alguna sintomatología que le preocupe consulte con su médico/a de atención primaria, quien sabrá aconsejarle. Si quiere hacer felices a su hijos, juegue, estimule y edúquelos, no les someta a pruebas genéticas que le devolverán resultados de imposible interpretación y puede que los convierta en "enfermos" para siempre.

@AJesusBlanco

No hay comentarios:

Publicar un comentario